Inicio
Descripción del proyecto
Aprender:
Corpus
Mapa del sitio
Contáctenos

Aprender acerca del lenguaje

Contexto de la situación

Desde la perspectiva de la gramática funcional, el análisis de un texto puede realizarse en dos niveles simultáneos. El primero, a nivel de contexto situacional que es el que determina cómo se va a construir el texto y las características que el texto debe tener para cumplir su propósito social. Por ejemplo: si tenemos como propósito hablar sobre una exposición de arte la forma en que hablaremos sobre este tema dependerá del contexto (formal, informal) de nuestro interlocutor y del propósito que se tenga al comunicar el mensaje (informar, educar, comentar). A nivel de contexto situacional (o de registro) de acuerdo a una gramática funcional hay tres las variables lingüísticas que influyen en la construcción del texto:

Dependiendo de la combinación de los tres elementos anteriores: campo, tenor y modo resultan los diferentes registros. Por ejemplo: Si hablamos sobre una película extranjera (el campo), la selección lingüística que hagamos dependerá de nuestro interlocutor (el tenor) y del propósito comunicativo (el modo). O sea si hablamos con un colega lo haremos en forma distinta que si estamos haciendo una reseña para un periódico importante. Así tenemos diferentes registros (formales, informales) de los cuales podemos elegir la opción más apropiada para lograr nuestro propósito comunicativo dentro el contexto social en el que participamos.

El segundo nivel de análisis simultáneo del texto se da en el plano semántico por medio de las metafunciones. Por medio de éstas metafunciones se expresan significados de tres tipos: textuales (cómo organizamos el lenguaje como mensaje coherente), interpersonales (con los que expresamos cómo nos relacionamos con otras personas en un acto comunicativo), y por último, los significados ideacionales (que nos ayudan a significar nuestra percepción, comprensión y organización del mundo). Cada una de estas metafunciones se relaciona con las variables lingüísticas que conforman el registro como se explicó en los puntos anteriores. Tenemos entonces, la variable del campo se relaciona con la metafunción ideacional; el modo con la metafunción textual, y por último, el tenor con la metafunción interpersonal.